Filmaron hurto de notebooks

142

Un circuito cerrado de un local comercial captó el momento preciso en que dos jóvenes se alzaban con dos computadoras portátiles. Dos ciudadanos chilenos fueron aprehendidos como presuntos responsables de facilitar el ilícito a quienes permanecen prófugos.

El hecho se produjo en horas de la tarde del lunes en un local ubicado sobre Teodoro S Mongelós y General Aquino de Asunción, propiedad de un ciudadano coreano. De acuerdo al circuito cerrado, cuatro hombres habrían efectuado un plan para hurtar productos electrónicos, específicamente dos computadores portátiles cuyo valor suma los 17 millones.

Dentro del material obtenido, se pudo observar a dos hombres que se dirigían hacia los equipos y luego a otro punto del comercio, segundos después otros dos jóvenes revisaron las computadoras y más tarde las introdujeron en una mochila, para abandonar el sitio.

Según la hipótesis de los diversos investigadores, los dos primeros sujetos habrían retirado los sensores de seguridad de las computadoras, para facilitar el trabajo a los que posteriormente ingresaron al local y terminarían alzándose con los objetos.

Los dos hombres, que son de nacionalidad chilena, resultaron aprehendidos, y se trata de  José Medina Arias y Nicolás Arías Monsalve, ambos de 27 años de edad, quienes se hospedaban en un hotel capitalino. Los extranjeros ingresaron recientemente al país, según las averiguaciones.

Al momento que se vieron acorralados, tanto por la policía como por los propietarios del comercio, los aprehendidos manifestaron que conocían a los responsables del hurto y que también se hospedaban en el mismo hotel que ellos.

Un designado grupo de seguridad se trasladó hasta el lugar y los encargados del hotel hicieron entrega de las computadoras, que fueron dejadas en el lugar por dos personas de sexo masculino, quienes permanecen con paradero desconocido.

Las autoridades encargadas del hecho señalaron que están estructurando nuevos cronogramas para poder así dar con el paradero de los involucrados, pues según señalaron, hasta el momento, los hombres han realizado este tipo de acciones de manera constante en otros lugares del sector. Estudian la posibilidad de ofrecer algún tipo de recompensa para quienes puedan dar con el paradero definitivo.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *