guacamayo-azul-jacinto-paraguay-pyhoy

Guacamayo azul nació en un aviario paraguayo

189

Asunción.- En Paraguay siguen uniendo fuerzas para evitar la extinción del guacamayo azul. Esta semana le dieron la bienvenida a una nueva ave de esa especie.

En la ciudad de Luque existe un centro especializado para evitar que el ave tenga el mismo destino que los guacamayos azules de la película Río. Los encargados de esta hermosa tarea son los del Proyecto Asora, quienes disponen de un aviario desde hace diez años, con un personal que brinda las atenciones necesarias a las aves nativas de la región.

En ese lugar nació un nuevo guacamayo azul, a quien conocen como Jacinto. Después de su llegada al mundo, el polluelo ha mostrado una evolución y estado de salud excelente. El ave mide un 1.10 metros, la misma de su primo brasileño, que ya no está en vida silvestre. Para garantizar que sobreviva, los cuidados que le brindan son estrictos.

Lee también:  Paraguay activó «Protocolo de Facilitación Migratoria» para venezolanos

Declaraciones del director del aviario

Este pichón azul es el primero que nace en el aviario. El guamayo azul paraguayo nació de una de las tres parejas que ellos están criando. “La primera pareja de guacamayo ya inició el proceso de cría. Son los padres del pichón”, dijo Gustavo Espínola, director del recinto.

Sobre el aspecto del ave, el funcionario especificó que es similar a la de Brasil. “El ara spixii es distinto”, comenzó a decir, agregando que “es un ejemplar que habitaba en el río San Francisco de Bahía, en Brasil”.

Durante los últimos años se han extinguido unas ocho especies de aves por la deforestación y agricultura. La comercialización de guacamayos también ha sido fatal para la especie. El director confesó que ha detectado con su equipo 150 ejemplares como Jacinto en casas particulares.

“Buscamos que los dueños de los guacamayos tengan conciencia de la problemática y accedan a que sus mascotas se reproduzcan haciendo el cruce debido”, comentó el director del aviario en la entrevista que le realizaron.

Para solucionar el tema de la extinción, la Municipalidad de Luque donó 7 hectáreas para un Parque de las Aves. Aunque el proyecto está sobre la mesa, por falta de recursos no han podido comenzar la construcción.

Las autoridades, de concretarse el plan, esperarían liberar las aves cuando estén en edad madura. Con este tipo de acciones podrían incorporarlas a la vida silvestre y que ellas se encarguen de repoblarse naturalmente en el mundo.

Por otra parte, Espínola habló de un banco genético para repoblar las aves en espacios nativos. “Paraguay necesita de un sitio para el ecoturismo”, comentó en relación al tema. De esta manera, considera que se pueden ejecutar proyectos ambientales con estudiantes para comenzar la repoblación en “criaderos científicos”.



Estudiante de Comunicación Social con experiencia en medios digitales como La Mega, La Mega de Toronto, Segundo Enfoque, entre otros. ¡Mi pasión es escribir!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *