Obispo paraguayo denunció situación con nativos en el país

obispo-paraguayo-pyhoy

Asunción.- Monseñor Luis Alfert, obispo paraguayo a cargo del Vicariato del Pilcomayo, denunció lo que ha ocurrido con los nativos en Paraguay durante la ceremonia en honor a la Virgen de Caacupé.

En nuestro país las comunidades nativas se han visto expuestas a maltratos, destrucción de sus tierras e incluso explotados en distintos empleos.

Las declaraciones del monseñor fueron dadas durante el quinto día del novenario a la Virgen Inmaculada Concepción de María en Caacupé.

Nativos de distintas partes del país se incorporaron a la celebración. Antes de iniciar la ceremonia, ellos pidieron perdón por la tala, y por el poco cuido a la tierra. Asimismo, hablaron de la destrucción de sus comunidades y la pérdida de la identidad cultural.

Debido a esas palabras, el miembro de la Iglesia indicó que no se sentían orgullosos de lo que estaba ocurriendo. “Más aún porque persiste la desigualdad en la sociedad donde solo el 3% de la población concentra el 80% de las tierras, o que hace que muchos no tengan siquiera un lugar donde colocar sus casas y deben vivir de manera indigna y al costado de las rutas”, agregó.

En ese sentido, dijo que algunos viven en “mansiones de lujo”, mientras otros fabrican casas con “cartón y tabla”.

El religioso indicó que no podían justificar que los nativos sean “expulsados de sus territorios ancestrales”. “Quizás no tienen el papel de título, pero son poseedores ancestrales de tierras”, confesó en el evento.

Igualmente, destacó que “nosotros destrozamos sus comunidades y los expulsados viven en las veredas”. Aseguró que así los nativos “pierden su dignidad y ganan el desprecio”.

Monseñor Alfert denunció que existiera corrupción en las comunidades nativas. Por ese motivo, animó a los jóvenes nativos a fortalecer sus organizaciones y a no abandonar sus tierras.

Lee también:   Paraguay y Francia concretaron acuerdo sobre familiares de diplomáticos

Virgen de Caacupé

La Virgen de Caacupé es una de las variantes de la advocación mariana de la inmaculada que veneran en esa localidad. Desde 1765 sus fieles creyentes paraguayos la consideran patrona de nuestra tierra.

Durante su visita, el papa Francisco elevó su santuario al rango de basílica menor, convirtiendo el lugar en el segundo de ese tipo en Paraguay.

La razón por la que gran cantidad de personas creen en la Virgen de Caacupé es por la diáspora paraguaya. Algunos de los países en donde está radicada la mayor cantidad de creyentes es en Argentina.

Estudiante de Comunicación Social con experiencia en medios digitales como La Mega, La Mega de Toronto, Segundo Enfoque, entre otros. ¡Mi pasión es escribir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top