Roberto Carlos irá a prisión

103

Por un tema de prestación alimenticia, el deportista Roberto Carlos estaría involucrado en temas judiciales hasta el punto de ir a prisión.

La justicia de Río de Janeiro decretó prisión al exjugador brasileño Roberto Carlos por un periodo de tres meses, debido al atraso en el pago de la pensión alimenticia de dos de sus hijos, informaron hoy medios locales

El exfutbolista perteneciente al Real Madrid, de 44 años, debe 61.000 reales (unos 20.000 dólares) por la pensión de dos hijos que tuvo con su expareja Barbara Thurler, señalaron las mismas fuentes.

El proceso se tramita bajo secreto de sumario en el tribunal de la familia del Fórum de Itaperuna, en el estado de Río de Janeiro, según dijeron a Efe fuentes judiciales.

Algunos medios de comunicación locales señalaron que Roberto Carlos, que actualmente es embajador del Real Madrid en Asia y Oceanía, alegó problemas financieros para justificar el atraso de la pensión de los pequeños.

El considerado como uno de los mejores laterales izquierdos de la historia se convirtió recientemente en padre por novena vez, después de que su actual esposa, Mariana Lucón, diera a luz a una niña llamada Mariana.

Por su parte, Roberto Carlos no ha sido el único jugador brasileño en tener un pedido de prisión decretado por no pagar la pensión alimenticia de sus hijos.

El mundialista Edilson Silva Ferrerira, que formó parte de la selección brasileña que conquistó el Mundial de Corea-Japón 2002, llegó a ingresar en la cárcel en dos ocasiones por no pagar la pensión alimenticia de dos hijos.

Silva llegó a acumular una deuda de 430 mil reales (unos 136.000 dólares) por pensiones alimenticias, incluidos los intereses de tres años de atrasos.

Trayectoria

Roberto Carlos es considerado uno de los mejores defensas que ha dado Brasil en los 90. Es jugador de defensa lateral zurdo, de una velocidad y potencia física fuera de lo común, que destaca además particularmente por su disparo con la pierna izquierda, de fuerza extraordinaria.

Carlos se formó como futbolista en el São João de Araras, equipo desde el que pasó al Palmeiras en 1993. En 1995 fue contratado por el Inter de Milán y, al año siguiente, partió a España después de haber fichado por el Real Madrid.

Con el Palmeiras ganó un par de Campeonatos Paulistas (1993 y 1994), el Campeonato Nacional de Brasil (1993) y el Torneo Río-São Paulo (1993).




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *