SERGIO-JARA-pyhoy

Sergio Jara mostró su obra en Foro Mundial de la Juventud en Egipto

171

Asunción.- Sergio Jara fue uno de los participantes de de la edición 2018 del Foro Mundial de la Juventud con su obra en madera paraguaya y egipcia.

El evento se realizó a principios de noviembre. Entre los participantes, estuvieron más de 70 artistas de distintas nacionalidades.

Este año, el foro tuvo como sede Sharm el-Sheij por segunda ocasión bajo el patrocinio del Gobierno egipcio.

A través de esta plataforma, creada por jóvenes de ese país, las autoridades buscan intercambiar perspectivas de otras culturas.

Entrevista a Sergio Jara

En una reciente entrevista, el escultor comentó que era el único de su país en el evento en Egipto. “Si alguien va a visitar, va a ver la obra de un paraguayo que está al lado de un país como Irán o Tanzania”.

Para él fue sorprendente que lo invitaran a participar en el foro debido a que no tiene ni siquiera cuenta en Facebook. No obstante, consideró que pudo haber captado la atención de los organizadores con sus visitas a otros países. Jara ha estado recientemente en Argentina, Bolivia, Corea e incluso China.

En esta edición, la temática se basó en el lema “Reviviendo la Humanidad”. Bajo esa frase cada artista construyó su obra.

En el caso de Jara, optó por crear la suya con maderas de palo santo paraguayo y pino egipcio. Una parte la trabajó primero en Paraguay, mientras que en Egipto lo que hizo fue ensamblar las piezas.

Dos corazones, uno envolviendo a otro, fue la creación del paraguayo. A través de esa muestra, Jara quiso resaltar la importancia que radica en la donación de órganos.

Escultura de Sergio Jara en Corea

Hace varios años, Sergio Jara creó una escultura para Corea, específicamente fue colocada en Seúl. La figura tiene una altura de tres metros, mientras que el ancho es de 1,31 y el grosor de 0,40.

Sobre la propuesta, Jara afirmó que se trata de un “juego visual” porque son dos manos, que contrapuestas “simulan el vuelo de un pájaro”.

Para el autor, la obra es un “símbolo de paz”, pero para él representa la apertura del ser humano. Para crearla se inspiró en una historia que leyó. Está elaborada en granito color negro brillante, y otra más al natural que permiten también ver una diferencia de una mano con la otra.



Estudiante de Comunicación Social con experiencia en medios digitales como La Mega, La Mega de Toronto, Segundo Enfoque, entre otros. ¡Mi pasión es escribir!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *